RECLAMO POLITICO

miércoles, 18 de septiembre de 2019

ESTEPA SANGRANTE POEMARIO

ARIDEZ

Escarnio de mis huesos
lengua florece blasfemias,
madre ninfa destierra soles huraños
promesa
con que ansiada ardentia
revive manantiales sustentos,
tegumento infinito algar;
dentelladas funden lengua que atenaza encías.
Inflamada de rocío yergues el dorso núbil,
restaurador inasible, seniles acciones
y sienes olvidadas en llanos de aridez intacta.




ULTERIEUR

Henchidas de sereno
Dando coces
Solitarias Ciudades de begonias infestadas
Anhelantes fieros dientes retuercen
En busca de brunos vapores
Que despierten sus membranas
Colinas Ebrias de constelación
Abrigan atardeceres
Devoran deseos
Superficies lamen
De inagotable Legión de falacias
Donde Mártires cohibidos peste retumban.




LA ESTEPA SANGRANTE
Soy expósito en la necrópolis de tu ausencia,
cuando en la ciudad del viento enraízan mareas de volcánica tersura,
sentí la minimalista vocación de perderte,
vaticine cual augurico profeta hecatombes fugaces que subyugaron alquimias,
varado en la costa del olvido medite tornados,
forjando estratósferas que te nombran,
simbióticas estructuras que merman sentidos
Invoque tormentas de amnésico reciclaje,
para combatir el fragor del sísmico vasallaje,
más el ponto invencible azoto mis ansias pragmando la vorágine enhiesta del intento,
levante la jabalina presuroso a concretar victorias
pero insondable cual precámbrica caverna,
fui devorado por hendiduras abismales,
desgarrado, senil, obturado por infame sino inevasible,
sentenciado errante a vagar por inhóspita ladera,
llevando rastrojos marchitos, por inexorable lagar desventurado,
sin más objetivo que bregar desahuciado
por los hematófagos resquicios de la implacable y despiadada estepa sangrante.

 LEÓN DE ALMEIDA





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

ALQUIMIA DE AGUAS DECANTADAS